miércoles, 16 de noviembre de 2011

POR UNA RESERVA FEDERAL EN LA UNIÓN EUROPEA

Las turbulencias financieras de los últimos días ponen de manifiesto que la Unión Europea continúa siendo un gigante económico (un mercado común de más de 400 millones de consumidores), pero a la vez, un enano político.

Desde la creación del Euro como moneda común, hace 10 años, varios han sido los nuevos Tratados aprobados, los intentos por aprobar una Constitución , al mismo tiempo que la Unión se ha ampliado con nuevos miembros.

Pero en esta década los avances en la integración política europea han sido muy tímidos, y ésta continúa siendo la asignatura pendiente de Europa: la del fortalecimiento de sus instituciones y el necesario reforzamiento de sus competencias.

Ante unos voraces mercados internacionales, la Unión Europea es el eslabón más débil dentro de las economías desarrolladas y de los países emergentes.

Por este motivo, en épocas de dificultad es cuando debe acreditarse la talla política de quienes nos gobiernan, y es claro que a día de hoy, en Europa, es necesario que nuestros líderes estén a la altura de las circunstancias, y adopten medidas contundentes para sacarnos antes de la crisis.

El primer paso que en mi opinión debería darse es reforzar el poder de regulación económica de las autoridades europeas, cuyo principal y primer punto de referencia debe ser, como estos días ha señalado con acierto un diario nacional en su editorial, la creación de un Tesoro Europeo. Es decir, una Reserva Federal del euro, que cuente con competencias muy reforzadas en relación con la política monetaria de la Unión, y que cuente con capacidad para emitir bonos y que sus decisiones estén por encima de las de los Estados de la UE, que hoy son incapaces , por sí solos, de controlar la vorágine de los mercados financieros

Debería convocarse una reunión urgente de Jefes de Estado y de Gobierno (un Consejo) y adoptarse estas decisiones, con una modificación inmediata de los Tratados Constitutivos de la UE.

España necesita a Europa, y la Unión Europea es hoy el punto de referencia para el progreso de nuestro país, y el nuevo gobierno que salga de las elecciones del domingo deberá implicarse, sin duda, en este objetivo tan importante que hemos señalado en este artículo.