jueves, 2 de septiembre de 2010

EN TIEMPOS DE CRISIS, INVIRTAMOS EN EDUCACIÓN

DOCUMENTALISTAS
30 de agosto de 2010
César Ciriano
Hace exactamente un año, Fundiniciativas presentó el Informe sobre la mejora de la educación en Aragón, cuyas conclusiones pueden hacerse extensibles a toda España.

En el Informe se afirmaba, como punto de partida, que la educación ha mejorado mucho en nuestro país en los últimos 20 años, y que uno de los elementos fundamentales de la enseñanza en el futuro es la apuesta por generalizar el uso, por parte de los profesores y los alumnos, de las nuevas tecnologías de la información.

Sin embargo, la educación comprende muchos otros aspectos en los que debe trabajarse con imaginación y con valentía: la necesaria mejora de los métodos de enseñanza, que deben reforzar notablemente la participación y la implicación de los estudiantes en la enseñanza, dentro de un modelo “horizontal” (todos tienen hoy acceso al conocimiento, al existir Internet, y ya no sólo el profesor), pero donde el sistema educativo y los padres inculquen a los alumnos los valores de la responsabilidad y del respeto a los profesores y a su autoridad.

También es preciso mejorar notablemente la formación profesional, que la sociedad debe valorar mucho más y darle el impulso que necesita, y reforzar los programas de formación continua, mejorando su gestión y con muchos mayores recursos que los que hoy se destinan, al ser éste en tiempos de crisis un elemento fundamental de competitividad.

Los partidos políticos (tanto en el ámbito nacional como en el autonómico), tal y como se propuso en el informe mencionado, deberían en nuestra opinión firmar de modo inmediato, a 10-15 años, un Pacto Estratégico por la Educación en Aragón (además del que se firme en el ámbito de toda España) que, por encima de partidos y de ideologías, mantenga un nivel de inversión alto en la enseñanza pública y privada y coloque a nuestro sistema educativo entre los mejores de España y de Europa.

La educación en Aragón y en España no deben basarse sólo, como elemento fundamental, en programas como el las pizarras digitales, que presentan bastantes dudas en cuanto a su eficacia y cumplimiento real de los objetivos que pretenden (existiendo otras alternativas de software libre y de uso de nuevas tecnologías en las aulas a través de otros métodos y con otros instrumentos).

Frente a ello, en la época actual de recortes en todos los programas gubernamentales, reforzar la inversión en educación es estratégico y en tiempos de crisis, es preciso invertir si cabe más en educación, que es la base de nuestro futuro desarrollo.

En definitiva, para salir antes de la crisis es fundamental contar con un sistema educativo moderno y avanzado, que permita a nuestra economía ser realmente competitiva, pero para ello deben acometerse una profunda renovación en muchos métodos y en las prioridades actuales.