sábado, 26 de diciembre de 2009

Obama consigue la aprobación de la "The Patient Protection and Affordable Care Act". Mientras, en Aragón necesitamos un nuevo impulso en 2010

El Senado de Estados Unidos ha aprobado la reforma sanitaria que el presidente Obama lleva muchos meses impulsando, a través de numerosas reuniones, mítines y muchas otras actuaciones.
A la Ley la han llamado "The Patient Protection and Affordable Care Act".
Es un paso histórico, que en Europa ya hemos dado hace décadas, pero que en EEUU parece sorprendente.

Han votado a favor 60 senadores, varios republicanos, lo que da una idea del nivel de consenso que ha habido.

Creo que en España deberíamos tomar nota, en tiempos de crisis, de esta forma de gobernar de Barack Obama e impulsar medidas valientes y decididas contra la crisis y de reformas que necesita nuestra economía, algunas de las cuales ya se vienen anunciando en las últimas semanas, como la Ley de Economía Sostenible, cuyo texto inicial debería mejorarse mucho en cuanto a los sectores económicos afectados y el nivel de financiación comprometido. Pero la idea inicialmente es buena, y creo que hay que apoyar al Presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Aragón queda ya a varios meses la magnífica campaña de las elecciones europeas que hizo el Presidente Marcelino Iglesias y los estupendos resultados que consiguió para el Partido de los Socialistas de Aragón y las buenas ideas que se transmitieron entonces. Varios meses más tarde, ante la falta de iniciativas (en especial en las principales áreas de gobierno en Aragón en todas sus Administraciones -son excepción Javier Lambán y Juan Alberto Belloch, que aguantan bien el tipo-) considero que en Aragón es necesario un nuevo impulso político, y una regeneración y una renovación en las formas de hacer política.
Se echan en falta planes de verdad valientes para salir de la crisis.

No deben descartarse las elecciones primarias en los partidos de cara al año 2011 que se nos avecina, y los militantes de los dos principales partidos (PSOE y PP) deben presionar a sus dirigentes para que renueven los partidos y los abran mucho más a las bases y a los simpatizantes, y que el proceso de elección de los candidatos en 2011 sea participativo, y sean posibles varias candidaturas en cada caso, y los militantes sean quienes al final voten y tengan la última palabra.

Queda mucho camino por recorrer, y esperemos que en este año 2010 haya cambios importantes.
Son muy necesarios.
César Ciriano Vela